El azar reparte las cartas pero nosotros las jugamos.

El azar reparte las cartas pero nosotros las jugamos.Vivessana

El azar o el destino, nos pone delante de cada uno de nosotros un camino diferente; en éste influirán factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, culturales, históricos, religiosos, etc. y todos estos aspectos  repercutirán en  que cada uno de nosotros vivamos nuestra vida de manera muy diferente al resto, lo que nos convierte en seres únicos e irrepetibles.  Álex Rovira, escritor y conferenciante, diferencia entre: la suerte, más bien azarosa y sin continuidad; y la buena suerte, la que consigue uno mismo por los propios méritos en función de sus actitudes, y que perdura más en el tiempo. La buena suerte es la que crea uno mismo, siendo perseverante y trabajando en aquello en lo que cree, con confianza en cada paso que da, y creando nuevas circunstancias.

Deja de poner excusas y asume la responsabilidad de tus actos. Si bien tú has nacido en cierto camino, puedes decidir qué rumbo tomar, y cuando por el motivo que sea no puedas escoger una dirección, siempre podrás elegir con qué actitud quieres emprenderlo. Los caminos no son rectos ni tienen una sola dirección, párate a observar el tuyo, examínalo con delicadeza, y elige por dónde quieres ir en cada momento.  Cuando hayas escogido un camino, y sepas por dónde quieres caminar, recuerda que para ser feliz en él, debes poner pasión, amor y entrega en cada paso que des;  y fuerza de voluntad, confianza y perseverancia en cada tropiezo.

Podemos tener circunstancias en la vida muy parecidas (a veces muy duras),  sin embargo, aun así vivirlas de forma totalmente diferente, dependerá sobre todo de nuestra actitud ante la vida.

 

email

One comment

  1. Luis dice:

    Completamente de acuerdo con lo que dices en tu post. Hay que saber ver las cosas de forma positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *