Mucha gente pequeña en pequeños lugares, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.

Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.vivessana

La vida está en continuo movimiento, podemos quedarnos mirando cómo pasa nuestra vida, o podemos tomar consciencia de la responsabilidad que tenemos en ella y contribuir en la mejora constante de ésta. La primera opción, ¿parece más sencilla verdad? Es más fácil quejarse de todo, de que tu vida no te gusta, de que la vida en general está muy mal (la educación que hay no es de calidad, la sanidad ha empeorado, la justicia es muy lenta…) Y muchas de estas quejas podrán ser verdad, pero si nos excusamos en que el cambio no depende de nosotros, y todos hacemos lo mismo, esta sociedad cambiará, porque todo cambia, pero no a mejor. Los grandes cambios que se han conseguido hasta ahora (como por ejemplo la abolición de la esclavitud o el voto de la mujer), se han conseguido con la unión y el cambio en la actitud de muchas personas.

Tú tienes la posibilidad de elegir como quieres vivir tu vida, y si quieres responsabilizarte de ella o no. Tú puedes elegir cómo hablar con las personas que te rodean, por ejemplo expresando una opinión derrotista o sin embargo uniendo ideas hacia el cambio; puedes ayudar a educar a tus hijos en valores positivos: como en la solidaridad, en la ayuda mutua, en el respeto a todo ser vivo y en el respeto a sí mismo, puedes educarle a resignarse con lo que tiene o motivarle a perseguir sus sueños… Pero recuerda que los niños aprenden muchas cosas a través del modelado, no sirve que les enseñemos unos valores y luego les mostremos con nuestra conducta otros.

No estoy diciendo que tú solo puedas cambiar el mundo, quiero expresaros que si cada uno de nosotros empezásemos a cambiar de actitud y a responsabilizarnos de nuestros actos, comenzaríamos a mejorar nuestra vida y a influir en cierta medida en  las personas que nos rodean, y por lo tanto, es muy probable que se originen cambios positivos a nuestro alrededor. Y si todos vamos cambiando nuestro entorno, poco a poco el cambio se dará a nivel global.

Haz lo mejor que puedas en cada momento, se coherente con lo que dices, piensas y haces, te sentirás mejor contigo mismo y además,  estarás colaborando con el cambio en el mundo que tanto deseas ver.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *