A menudo las grandes oportunidades vienen disfrazadas de problemas.

A menudo las grandes oportunidades vienen disfrazadas de problemas. vivessana

Una buena amiga me comentaba que le había gustado mucho esta frase que había escuchado de Sergio Fernández, en su programa de radio Pensamiento Positivo. Y es que muchas veces es así, puesto que la creatividad y la inteligencia surgen a menudo cuando topamos con un muro.

La emoción (como la tristeza, la rabia o la ira), es la que nos lleva a actuar. De estas emociones siempre se ha dicho que eran negativas, pero el caso es que si las gestionamos bien, no tienen por qué serlo, y eso es lo que llamamos tener inteligencia emocional. Sin este tipo de emociones a veces no nos superaríamos, porque muchas personas cuando tienen comodidad y seguridad no quieren ni arriesgar ni cambiar por miedo a que el cambio sea negativo, pero las personas que sienten que no tienen nada que perder, es más probable que busquen oportunidades nuevas, impulsadas por la emoción de la pasión. Pon pasión a lo que haces y llegarás lejos.

Para que los problemas se conviertan en oportunidades, primero tenemos que ser conscientes de que eso es posible, y a partir de ahí…hay que actuar. Se trata de cambiar los “es que…”, por los “hay que….”.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *